• donorionechile

(REPORTAJE) Pequeño Cottolengo de Quintero: Legado de una institución al servicio de la comunidad


(Fuente: emol.com)

Una obra social con 85 años de historia y que es responsable de hogares de adultos mayores, colegios y parroquias.


En el verano de 1936, el sacerdote italiano Luis Orione, fundador de la Obra Don Orione, canonizado en mayo de 2004 en la plaza de San Pedro atestada de peregrinos que habían llegado de todo el mundo, visitó Quintero para recibir una casa que había sido donada para la obra que el sacerdote pensaba desarrollar en Chile.


85 años después en Cerrillos, Rancagua, Los Ángeles y Quintero su obra crece a través de los Pequeños Cottolengos, hogares de adultos mayores, colegios y atención de parroquias, beneficiando a miles de personas y sus familias.


En Quintero, la Obra Don Orione desarrolla su misión en la Parroquia Santa Filomena, en el Colegio Don Orione y la Escuela Especial Lourdes, a través de una fundación educacional, y del Pequeño Cottolengo. Hace algunas semanas esta última institución recibió a su nuevo representante legal, el sacerdote Freddy Lara Aravena, quien hace más de 10 años en su periodo de formación había colaborado en la administración del hogar que atiende a personas en situación de discapacidad mental, por lo que ha ido retomando el trabajo con la red de apoyo integrada por la comunidad, instituciones y empresas.


En este contexto, el alcalde Mauricio Carrasco visitó las dependencias del hogar integrado por 21 adultos a los que se sumarán dos jóvenes a fines de mes, hombres y mujeres en situación de dependencia, provenientes tanto de la comuna como de otras ciudades y que el Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, ha encargado para su cuidado.

Durante la visita, el alcalde de Quintero conoció acerca de los proyectos que buscan contratar más kinesiólogos y terapeutas ocupacionales para que atiendan a los residentes, junto con mayores equipamientos, entre los que se encuentra renovar tanto el vehículo de la casa como los juegos del patio interior y habilitar un salón, además de solicitar la subvención 2022 que el municipio otorga con la aprobación del Concejo Municipal.


El representante legal expuso al alcalde que comenzó la vinculación con la comunidad quinterana para desarrollar y fortalecer una cultura inclusiva que respete los derechos de la personas en situación de discapacidad mental, junto con planificar la realización en los próximos meses de lo que llama “diálogos ciudadanos por la discapacidad mental en vista de una nueva Constitución”, la idea, dice, es prepararse para convocar junto a la Escuela Especial Lourdes a organizaciones, instituciones y universidades, que tengan interés o trabajen por la discapacidad mental en vista de una nueva Constitución y de qué forma estas personas estarán escritas desde sus derechos, lo que también es muy importante para el modelo de gestión que Senadis pide a las residencias de larga estadía, acción que le interesó mucho al alcalde tomando en cuenta que el municipio tiene una unidad para la Discapacidad.

El edificio del Pequeño Cottolengo está ubicado en la calle Vicuña Mackenna 1230 de Quintero y se emplaza al lado de la casa y la capilla de estilo neo románico donados a San Luis Orione en 1936 para la obra que comenzaría en Chile. La casa original fue visitada por el fundador, sin olvidar que años antes había vivido allí otro sacerdote, el héroe de la Guerra del Pacífico, Ruperto Marchant Pereira. Deteriorada por el tiempo fue reemplazada hace algunos años por la Congregación de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, Obra Don Orione.