¡Nos vemos en el Santuario de los Andes!

 

La peregrinación al Santuario de Santa Teresa de los Andes, es por lejos, al actividad juvenil católica más grande del país y como familia orionista estaremos presentes. Como Centro de Pastoral Juvenil Vocacional estaremos ahí, esperándolos y recibiéndolos a todos.

Un stand vocacional
Estamos preparando un stand dentro en la plaza de las vocaciones, en donde esperaremos a todos los peregrinos y en especial a los jóvenes orionistas. Tenemos algunas sorpresas y regalos para todos y además, junto al lugar donde estará instalado el stand, nos reuniremos como familia, todas las delegaciones de las parroquias y colegios orionistas de Chile, para reponer energías y vivir juntos la Eucaristía. 

No es una marcha ni una caminata, es una peregrinación
La peregrinación a este santuario -centro espiritual de Chile-, es una expresión de piedad popular, "una manera legítima de vivir la fe, un modo de sentirse parte de la Iglesia, y una forma de ser misioneros (...). Haciendo del caminar juntos, en sí mismo, un gesto evangelizador". (Papa Francisco, Evangelii Gaudium)

Nuestro caminar tiene un sentido espiritual, por eso siempre es recomendado ofrecer alguna intención, un propósito, una motivación espiritual que impulse nuestro caminar. Esto es mucho más que hacer un trekking o salir de paseo subiendo un cerro.

Peregrinar en tiempos difíciles
Somos la Iglesia que "peregrina en Chile", como nos dijo hace algunos meses el Papa Francisco en la carta que nos escribió, y estamos pasando un tiempo de "peregrinación en subida", hay momentos en donde parece que ya no se puede avanzar más, pues experimentamos una herida dolorosa que dificulta el caminar, todo parece cuesta arriba.

Por eso, caminar como Iglesia, en estos tiempos es un desafío de valientes, de personas cuya fe, aunque golpeada, sigue en pie y da testimonio ante todos de su amor por Jesús. Peregrinamos como miembros de una Iglesia que lucha, que busca la santidad y que en sus jóvenes, nos muestra que la esperanza sigue viva.

Disfruta la peregrinación
Ir caminando en grupo, con el sol golpeando fuerte, con el ruido alrededor y el cansancio a cuestas, puede ser que nos haga difícil mantener una actitud espiritual durante toda la peregrinación. Pero te invitamos a que vivas cada uno de los momentos con profundidad y alegría.

Haz oración, intenta calmar tus pensamientos y conectarte con el Señor.
Guarda silencio y contempla, mira a tu alrededor y disfruta de la peregrinación.
Comparte con los demás, ojalá de una forma espiritual, no solo conversaciones superficiales.
Celebra la reconciliación. Puedes preparar tu corazón durante la peregrinación. Cerca del domo, estarán dispuestos sacerdotes para celebrar el sacramento de la reconciliación.
Participa de la Eucaristía, vívela con el corazón, canta a todo pulmón y acércate a recibir a Jesús Sacramentado.

Algunas recomendaciones.
Nuestros amigos de la Vicaría de la Esperanza Joven, han preparado un didáctico y muy breve video con algunas recomendaciones prácticas para esta peregrinación.
 

 





 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload