Carta a los padres en tiempo de Cuarentena - ¿Qué hacer con nuestros hijos?

 

El director del colegio Don Orione de Quintero, Juan de Dios Matus, ha compartido un mensaje con su comunidad educativa, pero creemos que sus palabras, no solo representan el sentir de nuestra comunidad orionista en general, sino que aporta luces para vivir este tiempo con serenidad y paz en el corazón.

QUERIDOS PADRES Y APODERADOS:
Estamos viviendo un momento difícil, los medios de comunicación y redes sociales nos bombardean de información que nos alarma, preocupa y deprime. Además a los docentes y padres se nos dice que debemos preocuparnos de que los niños y jóvenes mantengan un ritmo de trabajo en su aprendizaje.


Hoy, lo que verdaderamente necesitamos es humanizarnos, descubrir lo importante que somos los uno para los otros.


Es por eso que a nuestros padres y apoderados les digo, no se afanen ni se desgasten en que sus hijos hagan y hagan tareas y guías. Busquen crear diálogos, pídanles y escuchen su opinión sobre lo que está pasando, (esa es una habilidad) ayuden a que expresen lo que sienten (otra habilidad, reconocer los sentimientos y expresarlos) así podremos contenerlos si es necesario.


Educación NO es sólo aprender contenidos, sino sobre todo aprender a valorar:

La vida, la familia, la salud, la generosidad y la entrega de tantos que se preocupan por los demás (quienes siguen trabajando arriesgando su vida: personas que trabajan en el sistema de salud, que limpian la ciudad, etc)


Busquemos hablar de manera esperanzadora, “no seamos de aquellos catastróficos que piensan que el mudo se acaba mañana” decía Don Orione.


Motiven a que lean, lo que quieran no como obligación sino como placer.
Démonos trabajos por pequeños que sean, que todos tengamos responsabilidades (poner la mesa, lavar los platos, limpiar, etc) de tal manera que podamos realizar trabajo en equipo, juntos padres, hijos, hermanos.


Conversemos de lo que significa ser responsable con nuestra vida, salud y con lo que publicamos a través de las redes sociales.


Conversemos de lo importante que es seguir instrucciones (ser obedientes),
Conozcámonos, démonos un tiempo para estar sin celular, y recordemos a nuestra familia, cuéntenles de los abuelos, de las anécdotas familiares, de cuando ustedes eran niños.

 

Llamemos o comuniquémonos con nuestros familiares, amigos y compañeros, preocupémonos de alguna persona que está sola, o necesita de nuestro cariño, y si quieren… que jueguen a la escuela y los mayores ayuden a los más pequeños, con las guías que les enviaron.


Jueguen, compartan, No tenemos que estar preocupados de ocuparles todo el tiempo, dejemos que inventen juegos (creatividad)


BUSQUEMOS SER FELICES, pues esta experiencia quedará en nuestras memorias durante varias generaciones y cuando nuestros niños sean los ancianos contarán lo vivido con sus padres y hermanos en un tiempo de dolor de la humanidad.

 

CÓMO VEN ESTO ES LA EDUCACIÓN, SI LOGRAMOS ESTAS PEQUEÑAS COSAS, LO PASAREMOS BIEN, NOS UNIREMOS MÁS, APRENDEREMOS JUGANDO Y LO DEMÁS… LO DEMÁS.. DEJÉMOSLO PARA CUANDO VOLVAMOS AL COLEGIO.

 

Fraternalmente,

Juan de Dios Matus Hernández
Director

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload