Con eucaristía recordamos los 80 años de la pascua de Don Orione y buenas nuevas en nuestro Seminario

El recién pasado jueves 12 de marzo, recordamos los 80 años de la pascua de Don Orione, que la comunidad de Santiago celebró con una Eucaristía en la capilla del Pequeño Cottolengo. Una celebración alegre, que nos recordó la vida y la vocación de nuestro padre fundador y al mismo tiempo, nos llenó de esperanza, pues nuestro seminario sigue siendo tierra fértil, en donde jóvenes viven su vocación y atienden al llamado de Dios para sus vidas.

El hno. Maikol Saez, durante la Misa pronuncio sus votos temporales por tercera vez. En compañía de su familia, amigos y hermanos de comunidad, renovó sus promesas a la obediencia, castidad y pobreza, a la imagen de San Luis Orione, comprometiéndose a una vida de servicio y en particular, durante este período de su vida, a perseverar en la formación y el crecimiento espiritual, intelectual y comunitario.

En sus propias palabras, expresó lo siguiente:

 

 

"Me han pedido algunas palabras por mi reciente renovación de votos.

Y la verdad, es que se vuelve difícil escribir sobre la alegría que sentí en aquel momento; ya que en estos días vivo con preocupación todo lo que sucede en el mundo. Solo me nace transmitir lo que siento cada vez que renuevo votos, que es el escuchar claramente las palabras que Jesús resucitado les dijo a sus apóstoles: “sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28, 20). Esa es la certeza que me mueve cada año a comprometerme con Dios, saber que Él siempre estará conmigo, porque si mi vida religiosa solo dependiese de mi, esto ya hubiese terminado. Es Cristo quien está conmigo y me impulsa a servirlo en quienes sufren: los descartados de la sociedad, los pisoteados en su dignidad, aquellos que claman por una mirada, un abrazo, una caricia, un te quiero...es a Dios y a ellos que me consagro para poder mostrarles que Jesús también les dice “yo estoy contigo todos los días”. 
Y en estos tiempos difíciles Cristo nos dice tranquila/o yo estoy contigo todos los días , hasta el fin del mundo. Qué esa certeza nos impulse a sentir con nuestros hermanos y tomar conciencia de que juntos nos debemos proteger."

 

Junto con la renovación de los votos del hno. Maikol, con alegría acogimos a Javier Navarrete, un joven que durante los últimos años ha hecho un serio y profundo camino de acompañamiento espiritual y vocacional y que ha solicitado ser admitido para el postulantado, que es la etapa inicial de formación a la vida religiosa. Al final de la Eucaristía, Javier recibió de manos del padre Felipe Valenzuela fdp, superior viceprovincial de la congregación, la cruz que utilizan los religiosos de nuestra obra, como signo de su estilo de vida y camino de formación dentro de la comunidad religiosa orionista.
 

Javier, también compartió unas palabras para nosotros:


"Para mí ,ingresar a la congregación el día del aniversario de la Pascua de don Orione fue muy significativo, ya que mirar la persona del fundador es tener un espejo donde quiero reflejarme cada día. Una vida sencilla y gastada entre los pobres hasta el extremo, siguiendo el ejemplo de Jesús. Doy gracias al Señor por haber insistido en mi corazón con esta invitación de seguirlo y entregarme por entero a amarlo y servirlo en los hermanos; y gratitud también por haberme conducido a esta familia religiosa orionista que me ha abierto las puertas para caminar por las huellas que nos marcó don Orione. Mi entrega a Dios solo quiero que sea un canto de amor para retribuir con mi vida todo el bien que me ha hecho! Gracias a todos por su oración, yo también rezo por cada uno de uds."

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload