Religiosos en ejercicios espirituales con la visita del nuevo Cardenal Celestino Aós


La nueva Delegación Orionista de Chile inició su retiro anual en Cerrillos el martes 5 de enero. El Consejero General de la Congregación, P. Fernando Fornerod, es quien predica los ejercicios. Lamentablemente, debido a la pandemia, no todos los religiosos en Chile pudieron participar de los ejercicios espirituales, ya que en estos días hay una intensificación de contagios a nivel nacional. El ambiente muy fraterno, fue bendecido el miércoles 6 de enero con la visita del nuevo cardenal Celestino Aós Braco, que el 28 de noviembre de 2020 recibió el sombrero cardenalicio en Roma de manos del Santo Padre.


Su visita fue completamente inesperada y llenó de alegría a los participantes. El Cardenal Aós Braco, que también es Arzobispo de Santiago, tiene sin embargo la costumbre de visitar el Cottolengo de Cerrillos en los días siguientes a la Navidad, porque dice: "Ustedes los de Don Orione, trabajan con los más pobres". Durante su visita instó a la comunidad a continuar su apostolado y les dio su bendición.


Luego visitó también el Pequeño Cottolengo y el cementerio religioso, donde se detuvo a rezar con particular devoción ante la tumba del P. Antonio Casarín, fallecido el pasado mes de abril, con quien ha compartido una sincera amistad desde que ambos, como religiosos, trabajaron en la ciudad de Los Ángeles, en el sur de Chile.