• donorionechile

Misioneros de Don Orione en Ucrania: “Nos quedamos aquí, no podemos abandonar a nuestros niños"


Roma (Agencia Fides) – El padre Giovanni Carollo, director de la provincia religiosa Madre de la Divina Providencia de los Hijos de la Divina Providencia (Don Orione) de la que depende la misión orionina en Ucrania, informa a Fides de lo que sucede en Ucrania. El sacerdote está en contacto permanente con los sacerdotes de Don Orione presentes en Kiev y Lviv. El padre Moreno Cattelan, quien se encuentra en Kiev, informa de que “se ha decretado la ley marcial, se recomienda mantener la calma y si suena la alarma acudir a los refugios. Durante la noche fue bombardeado el aeropuerto militar de la ciudad, ubicado cerca de la casa orionina. Mucha está intentando salir de la capital y hay largas filas de coches en las calles. No es fácil encontrar combustible”.


El padre Fabio Cerasa explica que “en Lviv (L'viv) las sirenas sonaron varias veces y hay mucho caos de tráfico en las calles porque todo el mundo está huyendo. Estamos aquí en casa. Las gasolineras están llenas de gente, así como los cajeros automáticos. El aeropuerto ya ha sido cerrado”. El padre Egidio Montanari, también de L'viv, insiste en que “el ataque es a toda la nación, desde esta mañana siguen sonando las sirenas antiaéreas, aún no hemos escuchado explosiones, pero creo que pueden bombardear el aeropuerto de la ciudad, porque lo están haciendo en otras ciudades del país. Nos quedamos aquí, no podemos abandonar la casa y, sobre todo, a nuestros niños discapacitados porque solo nos tienen a nosotros. A ver cómo evoluciona la situación”. Mientras tanto, decidieron que el padre Moreno Cattelan dejará Kiev para unirse a sus cohermanos en L'viv para que puedan estar todos juntos. Se encontrarán a mitad de camino y luego regresarán a L'viv porque el padre Cattelan no cuenta con combustible suficiente como para llegar a la ciudad.


Esta mañana también las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad (Don Orione) lograron ponerse en contacto con las monjas que se encuentran en Kharkiv, una de las ciudades más afectadas por el ataque ruso, en la cercana Korotycz.


La hermana M. Kamila de Kharkiv explicó que se despertaron por la noche con el sonido de los disparos. La situación es muy delicada. El cardenal pidió a las Hermanas Orioninas de las dos comunidades que se reunieran todas en Korotyc, porque se consideraba más segura. A las Hermanas pertenecientes a la provincia polaca se les preguntó si preferían volver a Polonia, pero todas optaron por permanecer cerca de las madres, los niños y los pobres que cuidan. Como los sacerdotes orionianos, las hermanas también piden oraciones por la situación.


Los superiores generales de los Hijos de la Divina Providencia (Don Orione) y de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, el padre Tarcisio Vieira y la madre M. Mabel Spagnuolo, expresan a la población ucraniana la cercanía de toda la Familia Carismática Orionina, asegurando sus oraciones por la paz.

(SL) (Agencia Fides 24/02/2022)