top of page
  • donorionechile

Encuentro pedagógico en la comunidad orionista de Quintero


Bajo el lema “Aprender para liderar”, los días 31 de Agosto y 01 de Septiembre, el Secretariado de Educación de nuestra delegación “Nuestra Señora del Carmen” de Chile ha realizado en la localidad de Quintero el “Encuentro Pedagógico”, en el que participaron 62 educadores de las comunidades de Los Ángeles, Rancagua, Santiago y Quintero. En dicho encuentro contamos con la presencia del Padre Pedro Ferrini quien a sus 93 años sigue liderando el Colegio Don Orione de Quintero.

La mañana del jueves 31 el trabajo consistió en una capacitación y actualización pedagógica liderada por especialistas en educación quienes trataron los conceptos “el uso de datos” y “retroalimentación y acompañamiento a educadores” como elementos de una mejora continua que permita mejorar la calidad de los aprendizajes de los más de 4 mil estudiantes que son parte de nuestra comunidades educativas.

Por la tarde, en la capilla del colegio Don Orione se realizó una alegre y festiva eucaristía celebrada por todos los participantes y presidida por el padre Pedro Ferrini quien en su homilía destacó la importancia de ser un auténtico educador orionista recordándonos también que a diferencia de otras escuelas nuestro sentir y centro están en el apego al Señor y que “sin Dios no hay verdadera educación”. (San Luis Orione)

Continuamos la mañana del viernes con una dinámica actividad de autocuidado en la que de manera lúdica se entregaron herramientas de liderazgo para utilizar de manera personal y comunitaria en las labores de docencia.

Finalizamos nuestro encuentro con la visita a la Capilla de Nuestra Señora de Lourdes donde vivimos un especial momento de espiritualidad e historia, lugar que el mismo Don Orione visitara en su paso por Chile en el año 1936.

El encuentro fue un grato momento donde todos los participantes compartieron sus experiencias pedagógicas y de autocuidado en un clima de mucha fraternidad y alegría contentos de ser parte importante de la gran familia orionista.

La tarea educativa de hoy es más compleja y desafiante, no siempre logramos lo que buscamos, pero al mismo tiempo, como orionistas no bajamos los brazos, confiamos en la Providencia de Dios, en el carisma del fundador, y en el compromiso y profesionalismo de cada educador.

Ahora seguimos alegres y entusiasmados porque la siembra sigue siendo mucha y la cosecha... bueno, la cosecha se la dejamos al gran sembrador y Maestro de maestros.



ความคิดเห็น


bottom of page