Don Orione y su devoción a la Virgen de Lourdes

11/02/2019

   San Luis Orione tenía una gran estima y devoción a las apariciones de la Virgen de Lourdes (Año 1858). Él relacionaba siempre las apariciones de Lourdes al dogma de la Inmaculada Concepción. "El 18 de diciembre de 1854 el angélico Pío IX en San Pedro, delante a una imponente asamblea de Obispos, promulgaba el dogma de la Inmaculada Concepción".

 

La Inmaculada, título mariano muy querido por Don Orione

 

   "¿A quién está dedicada la congregación de la Pequeña Obra de la Divina Providencia?" se lee en nuestras primeras Reglas, y a continuación: "La Pequeña Obra de la Divina Providencia está dedicada a nuestro Dios y Redentor Jesucristo y a la Beata Virgen María Inmaculada".

 

   Don Orione daba la bendición eucarística a los enfermos en el Santuario de la Virgen de la Guardia (Tortona) y de esta manera estaba en sintonía espiritual con Lourdes.

 

   El fundador tenía una fe grande en la intercesión de la Virgen de Lourdes, la cual siempre acompañaba con el signo del agua "al Conde Crivelli he celebrado la Misa en su habitación. Comulgó... Esta mañana le he dado otro poco de agua de la Virgen de Lourdes" "Hoy, 50 aniversario de la última aparición en Lourdes: daremos la bendición y oraremos también por ustedes" escribe a Don Gaspar Goggi (sacerdote) enfermo gravemente, el 16 de julio de 1908.

 

   De Lourdes, Don Orione recordaba a menudo y antes de todo el mensaje: oración, penitencia y pureza. Tomó inspiración para inculcar la práctica del Rosario "La Inmaculada, cuando se apareció en Lourdes a la Beata Bernardita, apareció recitando el Rosario teniéndolo y pasándolo entre sus dedos; es una pía tradición que todos los religiosos tengan consigo el santo Rosario y que todos los dias recen esta gran oración, que se ha vuelto tan popular", dijo hablando a las religiosas el 8 de diciembre de 1927.

 

   Él sabía y hablaba de los milagros que acontecían en Lourdes. Se servía del agua que brotaba en la gruta de Massabielle para alimentar la devoción. "Estoy aquí, en casa del Conde Servanzi, gravemente enfermo, a quien ya he suministrado los extremos sacramentos (la Santa Unción). Esta noche le he dado a beber el agua de Lourdes".

 

Acontecimientos de la Congregación celebrados un 11 de febrero

 

   A Don Orione le fue muy querida la fecha del 11 de febrero, fecha en la que también aconteció que sus padres Victor y Carolina se casaron (1858) y en la cual celebró varios eventos importantes de la vida de la Congregación:

 

- El 11 de febrero de 1903, "Fiesta de la Aparición de la Santísima Virgen Inmaculada",  Don Orione escribió el requerimiento de aprobación y "plan y programa" de la Pequeña Obra de la Divina Providencia

 

- El 11 de febrero de 1904, quizo la apertura de la primera casa en Brasil de la Pequeña Obra (Mar de España)

 

- El 11 de febrero de 1922, Don Orione tomó posesión de la primera casa en Argentina (Victoria) y celebró la primera Misa en la Iglesia de Nuestra Señora de la Guardia.

 

- El 11 de febrero de 1938, hizo iniciar el primer noviciado de la Argentina, en Claypole.

 

   Mencionar finalmente que a los pies de la Estatua de la Virgen Inmaculada de Lourdes, Don Orione celebró su última Misa en San Remo (Villa Santa Clotilde). Fue celebrada en la mañana del 12 de marzo (1940).

 

Don Orione, promotor y difusor de la devoción

 

   El Santo fue promotor y difusor de la gruta de Lourdes en varias de sus casas. Quizo una en Vialla Moffa (Cuneo), en el Pequeño Cottolengo de Claypole, en Niteroi (Rio de Janeiro) y en la casa de Vía Bosco en Genova. 

 

   Le gustaban las peregrinaciones a Lourdes que recomendó y animó. Deseó ir él mismo como peregrino a Lourdes. Pudo haber ido en 1911 junto a unos peregrinos de Tortona, o en 1930 junto a unos peregrinos de Genova "¡Oh cuánto desearía ir también yo a Lourdes! Me uniré en espíritu". Inclusive tuvo que detener su viaje a Brasil en 1922, pero al parecer nunca pudo ir a Lourdes.

 

   Tenía deseos también de abrir una casa en Lourdes. Tenía incluso un proyecto "mucho me gustaría tener una casa en Francia y en Lourdes, pero cuestan demasiado. Sé que cuando la Inmaculada de Lourdes quiera que mi congregación se establezca cerca de la Gruta enviará alguna Providencia" escribe en mayo de 1937.

 

   En el boletín de la Virgen de la Guardia del 15 de febrero de 1934, escribe: "Son ya 75 años que María Inmaculada se apareció en Lourdes a aquella simple y pía Bernardita, que hace algunas semanas la Iglesia ha elevado al honor de los altares. Días felices y benditos aquellos y estos que nos hablan de la bondad materna de la Santísima Virgen, del privilegio singularísimo y de los dones que la enriquecieron, y nos transportan fervientemente a su amor. ¡Es hermoso y digno honrar a María Inmaculada y santa, más que cualquier otra criatura, tanto en la canonización de Bernardita como en el 75 aniversario de las apariciones de Lourdes! La Bendita entre las mujeres quizo aparecerse toda vestida de blanco, y a la humilde niña decirle: Yo soy la inmaculada Concepción". (Don Flavio Peloso, www.DonOrione.org)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload