Un sábado de peregrinaciones al Santuario de Lo Vásquez y al Templo Votivo de Maipú

Inicio del Mes de María con peregrinación Juvenil al Santuario de Lo Vasquez
El pasado sábado 10 de noviembre de forma simultánea dos comunidades de nuestra congregación participaron de diferentes peregrinaciones.

​​Más de 3000 jóvenes participaron en esta tradicional Peregrinación con la que se da inicio al Mes de María y que tuvo como lema: “Solo la verdad los hará libres” (Jn 8,32), que se realiza hacia el  Santuario de Nuestra Señora Purísima de Lo Vásquez. Algunos de los jóvenes que forman parte del seminario, de la pastoral juveniles y otros agentes pastorales de Santiago se hicieron presentes animando con música y cantos en una de las estaciones a los peregrinos que caminaban bajo el intenso sol saludar a la Virgen María.

 

 

 

La Peregrinación finalizó con la Santa Misa que fue presidida por Mons. Pedro Ossandón, Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso. Comenzó su homilía, bendiciendo a los presentes e indicándoles que ellos hacen una profesión de fe “ustedes son un Evangelio, han profesado la fe en Jesucristo, con gran amor a la Iglesia que es el cuerpo de Cristo y ungidos por el Espíritu Santo han hecho un gesto de sacrificio, de amor, para crecer como hombres y mujeres que, en Cristo, conociendo al Señor que es la verdad, los hace libres”.

 

 

 

 

Peregrinación del Colegio don Orione de Cerrillos al Templo Votivo de Maipú
 

Casi a la misma hora, el sábado 10 de noviembre, todos los estudiantes y profesores del Colegio Polivalente Don Orione de Cerrillos, peregrinaron hacia el Templo Votivo de Maipú, tal como ha sido tradición año tras año.

​​En la Eucaristía, presidida por el P. Freddy Lara, quien en la homilía, además de invitarlos a ser felices en su vida, los instó a no olvidarse de los valores aprendidos durante estos años en el colegio, los valores de Jesucristo.

 Al mismo tiempo, se aprovechó la oportunidad para agradecer y destacar al rector del establecimiento, don Ricardo Gonzalez, quien este año termina sus labores en el colegio para disfrutar de su merecido descanso. En la ocasión se le entregó un cirio, como un signo de envío, para que él lleve la luz donde sea que el Señor lo ponga en el futuro.

 

También y como es tradición, esta Eucaristía fue ofrecida de forma especial por los estudiantes de 4to año medio, quienes acaban de terminar su año escolar y se preparan para dar la PSU, siendo esta Misa una instancia de envío y despedida de parte de toda la comunidad estudiantil, encomendándolos al Señor. Ellos, tal como es tradición, al finalizar la celebración, estando en el presbiterio, entonan a todo pulmón el himno de Don Orione como signo de despedida hacia su colegio.

 

 

 

 

 


 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload