Nueva generación 2018-2019 de líderes juveniles Orionistas (Relato y fotos)

Durante 4 días más de 60 jóvenes de Quintero, Santiago, Rancagua y Los Ángeles, vivieron un campamento de formación en la localidad de Pirque. Acompañados por sus animadores y coordinadores, además con la presencia de hermanas, sacerdotes y un equipo de servicio integrado por casi 30 personas, comenzó este período de formación para líderes juveniles orionistas 2018-2019.

 

El Centro de Pastoral Juvenil Vocacional, año a año realiza una formación para líderes juveniles, los que en general, tienen entre 14 y 17 años, los que son seleccionados desde sus comunidades por sus propios animadores y coordinadores pastorales, pues reúnen características y potencialidades propias de un líder, de un agente de cambio y de referente en medio de sus pares.
 

El proceso formativo para este 2018-2019, consta de tres instancias, un campamento (el que acaba de concluir), una semana de voluntariado (enero 2019) y un retiro en el mes de Abril del 2019. Este primer campamento, trataba acerca de temas de liderazgo, trabajo en equipo, autoconocimiento y vida comunitaria. 

 

 

Día 1: Jueves 1 de Noviembre
(Haz click aquí y podrás ver las fotos del primer día)

Desde las distintas ciudades, llegamos todos cerca del medio día para organizar y montar el campamento. Un día de tibio sol que nos acompañó en nuestras primeras actividades. La confirmación de comunidades, cada una de ellas con un animador que iba dando las formaciones y talleres. Los jóvenes dieron nombre, grito y un tótem simbólico a su grupo, el cual los acompañó durante todo el fin de semana. Además de la organización comunitaria, celebramos la Eucaristía, recordando la fiesta de todos los Santos, una invitación a vivir la santidad como jóvenes y en particular, como líderes.

 

 

Día 2: Viernes 2 de Noviembre
(Haz click aquí y podrás ver las fotos del 2do día)

Un despertar musical a ritmo de la zumba a eso de las 8:00am tuvieron los jóvenes, los que aun somnolientos salían de sus carpas para unirse a la coreografía que daba inicio a la jornada. Este fue un día más espiritual. Durante la tarde los seminaristas nos animaron espiritualmente en una Liturgia Penitencial y gracias a la compañía del P. Claudio Chavez, el P. Freddy Lara y el P. Claudio Quintanilla, nuestros jóvenes pudieron celebrar el Sacramento de la Reconciliación. 
Luego, para finalizar el día, realizamos una fogata recreativa. Canciones, juegos y testimonios de otros jóvenes que ya vivieron el proceso de formación de líderes y que hoy son parte del equipo de servicio, animación de la noche a la luz de fuego.

 


Día 3: Sábado 3 de Noviembre
(Haz click aquí y podrás ver las fotos del 3er y 4to día)

El día más intenso y largo de todos. La levantada, con zumba como fue el día anterior. Luego durante la mañana, con un cielo despejado y un fuerte sol, tuvimos una sesión de trabajo en equipo y colaboración a través de un circuito de desafíos grupales, la mayoría de ellos, con agua; por lo que además de aprender algunas nociones de trabajo en equipo, pudieron refrescarse y pasar el calor del medio día. La tarde, fue de intensa formación y trabajo en grupos; pero el trabajo intenso tuvo su recompensa, pues la noche traía risas y alegría.
Una velada "artística" cerró el tercer día. Cada uno de los grupos preparó una presentación. Coreografías y representaciones teatrales alegraron la noche y la llenaron de risas y buen humor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Día 4: Domingo 4 de Noviembre
Última jornada de formación y se sentía en el ambiente. Con un poco de tristeza por las amistades creadas y los lazos afectivos formados durante estos intensos días, comenzó el desarme del campamento a penas salió el sol. 
Luego, a medio día celebramos la Eucaristía, presidida por el P. Claudio Quintanilla. La Misa terminó con el compromiso de los jóvenes a liderar siguiendo los pasos de Don Orione y perseverar en este proceso de formación. Finalmente se les entregó un signo que los acompañará durante todo este tiempo, un denario, el cual, además de ayudarlos a rezar a nuestra Madre María, es un recuerdo de lo aprendido durante estos días y del compromiso adquirido de liderar y servir a los demás con caridad.

 


 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload