Un sábado muy especial se vivió en la comunidad de Rancagua

31/07/2017

Este fin de semana, los grupos de primer y segundo año de Confirmación de la Parroquia Cristo Rey de Rancagua, dejaron un momento sus actividades cotidianas de lado para poder compartir su tiempo con sus hermanos del Pequeño Cottolengo.

 

Con gran entusiasmo el día sábado 29 de este mes los jóvenes que participan en el proceso de preparación a este sacramento se reunieron cerca de las tres de la tarde con el anhelo de entregar un tiempo de entretención a los residentes del Hogar. Junto a sus animadores realizaron una tarde recreativa con los niños, jóvenes y adultos del Pequeño Cottolengo de Rancagua.

 

La actividad se llevó a cabo en la cancha que está ubicada al interior del Hogar, donde los residentes pudieron vivir una tarde diferente y muy alegre. Con todos los presentes se establecieron tres alianzas: roja, amarilla y azul, las cuales pusieron a prueba sus capacidades por medio de distintos juegos y dinámicas, en una sana competencia. En una jornada como esta, no podía faltar la música, así que los residentes también pudieron disfrutar de un momento de baile junto a los jóvenes de la parroquia.

 

Gracias a un aporte anónimo, la actividad además contempló una once con completos que los residentes pudieron disfrutar en el comedor de la institución. Sin lugar a dudas, fue un sábado muy especial para todos los que compartieron esta linda actividad, y una oportunidad para los jóvenes de Confirmación de seguir creciendo como jóvenes orionistas, siguiendo las huellas de Don Orione.

 

Más imágenes en: Orionito

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload