Nuevos baños, nuevos pasillos en Quintero

05/04/2017

Cuando se tiene la oportunidad de renovar la casa y dejarla como  nueva se produce una satisfacción bastante grande. Precisamente, este es el sentimiento que embarga a quienes forman parte de la vida del Pequeño Cottolengo de Quintero, ya que gracias a dos proyectos se pudo renovar los pasillos y baños de la comunidad.

 

Por medio de estos 2 programas se buscó mejorar las condiciones de infraestructura del Hogar con el anhelo de ofrecer a los niños y adultos un espacio más seguro y confortable. Fueron más de 50 millones en reparaciones y renovación de estructuras.

 

En primer lugar, gracias a la gestión de los directivos se consiguió que la Conferencia Episcopal de Italia aportara una cantidad de recursos considerable para distintos beneficios. Esta no es la primera vez que la Conferencia colabora con el Pequeño Cottolengo.

 

Entre los cambios que se realizaron gracias a estos aportes se destaca la renovación de los baños, los cuales quedaron habilitados con una serie de adaptaciones especiales según las necesidades de los residentes. Junto a esto también se pudo realizar mejoras en la sala de rehabilitación y en el espacio de la cocina, y contribuir además en la hipoterapia, y en la compra de insumos como pañales.

 

 

El aporte recibido para el arreglo de los baños fue de 28 millones de pesos, lo que contempló el cambio de toda la cerámica, la instalación de WC antivandálicos y la renovación de toda la iluminación. Este año quienes viven en el Hogar tendrán baños más acogedores y pensados especialmente para ellos.

 

Hoy además, los pasillos del Pequeño Cottolengo lucen como nuevos gracias a los aportes del Proyecto de emergencia del Sename: “Reparación Integral del Inmueble”. Esto permitió que los niños y jóvenes que habitan el Hogar puedan contar con una nueva imagen del piso y paredes de los pasillos, además de la renovación de todos los pasamanos, muy necesarios para muchos de los residentes. El costo total de este proyecto alcanzó los 28 millones de pesos.

 

Sin duda, ambos trabajos representan grandes cambios para el Hogar, el cual siempre está buscando realizar los trabajos necesarios para mejorar el entorno físico de sus residentes. Los encargados están muy contentos por los beneficios recibidos de ambos proyectos, pero aún sueñan con buscar nuevos recursos para seguir entregando cada vez más una mejor calidad de vida a nuestros hermanos más pequeños.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload