Un nuevo camino en la vida de dos jóvenes valientes

05/04/2017

 

La capilla del Pequeño Cottolengo de Cerrillos lucía llena de vida la mañana del 11 de marzo, debido a que dos jóvenes, luego de un proceso de discernimiento, daban un paso importante, buscando responder al llamado que Dios les ha hecho.

 

Con una Eucaristía colmada de jóvenes orionistas provenientes de distintas comunidades, Camilo Ríos Sáez y Nicolás Morales Mellado ingresaron oficialmente al postulando de nuestra congregación, iniciando con ello un proceso de formación en distintos ámbitos para entregar su vida al servicio de Dios y los hombres.

 

Cada ser humano debe descubrir la voluntad del Señor, preguntarse qué quiere Dios para su vida, esto no es algo banal, al contrario, es vital y se necesita mucho valor para ponerse a caminar hacia aquello que puede hacernos realmente felices. Camilo y Nicolás han demostrado gran valentía al iniciar un camino que los lleve a vivir plenamente su vocación. 

 

Los dos jóvenes han dejado todo para seguir a Jesús. Nicolás estaba comenzando sus estudios de ingeniería en la USACH en Santiago, mientras que Camilo terminó de estudiar la carrera de Trabajador Social en Los Ángeles.

 

En la Eucaristía, los dos jóvenes recibieron de manos del padre Felipe Valenzuela -Superior ViceProvincial- la cruz con el logo de la congregación, signo qu

 

e los identifica como  religiosos en formación.

 

Además de la comunidad de Santiago, un número importante de integrantes de la pastoral juvenil de la Parroquia Perpetuo Socorro de Los Ángeles, llegó para acompañar a Camilo y Nicolás, ambos oriundos de esa ciudad. También la comunidad de Rancagua y Quintero participaron de este especial momento.

 

La celebración marcó una nueva etapa en sus vidas, donde podrán crecer de la mano de Don Orione en el amor a Jesús y a las almas. Será un camino que a pesar de las dificultades estará lleno de alegrías y de amor.

 

Actualmente, ambos asisten al Centro de Estudios Conferre donde cursan el Propedéutico (Primera etapa de formación para un religioso). En este lugar comparten con seminaristas de otras congregaciones.

 

Que Don Orione acompañe e inspire el proceso que hoy comienzan estos valientes  jóvenes que han dejado atrás sus miedos y han puesto toda su esperanza en el Señor, que los ha llamado a seguirle más de cerca.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload