Nuestra espiritualidad

"Que nadie, entonces, nos venza en la sinceridad del amor, en la devoción, en la generosidad hacia la Madre Iglesia y el Papa"