Nuestra espiritualidad

“¡Oh Divina Providencia, oh Divina Providencia! Nada es más amable y adorable que Tú , que maternalmente alimentas al pájaro del aire y a la flor del campo”

Go to link